Categories
Uncategorized

Más allá del comunismo y del neoliberalismo

El neoliberalismo va mal. Lo digo porque su principal justificación, el de producir prosperidad no es el caso actualmente. Si a los hijos les depara un futuro más sombrío que el de los padres ¿no hubo entonces retroceso en la estructura social? Alguna vez fue verdad la prosperidad, pero también alguna vez fueron verdad el imperio romano y egipcio, por ejemplo.

Por si no fuera suficiente lo dicho anteriormente, el neoliberalismo también ha ignorado por décadas el problema del cambio climático, simplemente poniéndolo de lado. Más que ignorarlo, no entra en su esfera de acción, hasta ahora. Se adentrará más y más en el sistema.

Ya que vivimos en una sociedad interrelacionada, la cuestión de hasta qué punto somos libres toma relevancia. El ciudadano en un estado liberal tiene cierta libertad de acción pero en un marco determinado. A pesar de la libertad, hay leyes de causas y efectos que son inviolables en nuestras sociedades contemporáneas. Un gobierno no debe gastar dinero que no tiene, por ejemplo. Hay ciertos ámbitos en los que el determinismo no aplica, dentro de una superestructura fija, la libertad es absoluta, como diría John Stuart Mill.

Sin embargo, ¿porqué es fija la superestructura? Si hay algún problema del que no es culpable ninguna persona en específico, ¿la superestructura es culpable en sí? ¿Cómo puede ser culpable un ser sin conciencia?

Los gobiernos del primer mundo actuales son víctimas de su éxito, se han creado tantas empresas y tanta riqueza que ir en contra de lo que han hecho en el pasado (segunda mitad del siglo XX) es una ridiculez. El modelo neoliberal que pertenece al siglo XX no ofrece otra opción que seguir: Mc Donalds o barbarie.

Sin embargo, parece que hemos llegado al límite del sistema. En un mar de urgencias no hay lugar para la autoconciencia, que es algo lento, lo que sea que eso signifique. ¿Se puede cambiar el rumbo?

Pues yo no creo que sean malintencionados los gobiernos primermundistas en no querer cambiar el rumbo, yo creo que no pueden. Están predeterminados, no tienen la libertad de acción que se les concede a priori. Esto se debe a que el discurso económico que tienen lo abarca todo, como dice Mark Fisher en su Realismo Capitalista. Las reglas de su retórica les obligan a seguir el sistema, “the show must go on”. Sin embargo, hay más mundo después del primer mundo, el cambio necesario puede venir de una periferia.

Latinoamérica y el mundo

Cuando se hace algo en el primer mundo tiene reverberancia en todo el globo terráqueo, cuando se hace fuera, local a lo más. El partido MORENA que gobierna México tiene como eslogan: la esperanza de México. Sin embargo decir que es la esperanza del mundo es un sinsentido, ¿o no? Se podrá aducir que hay cierto nacionalismo en dicha afirmación. Quién así lo vea será porque no sabe que objetivamente México es el mejor país del mundo.

Dejando el sarcasmo de lado, los cambios estructurales pueden surgir de localidades que no nos parecen centrales. ¿Habría una ofensa a alguna moral porque algo así ocurra?

¿Qué es la nueva izquierda latinoamericana? Países como Colombia, México, Chile. Los supersticiosos verán el Apocalipsis en nuevas formas de gobierno. Sin embargo, ¿No tenían acaso los cambios fuera del primer mundo sólo una reverberancia local? No puede ser el fin del mundo, a lo más el fin de lo que existe fuera del primer mundo.

En cuestión de perspectivas puedo dar la mía. Yo afirmo que la nueva izquierda no son los comunistas autoritarios de ataño (Fidel Castro, Hugo Chávez) sino que está más allá de la comprensión de la visión conservadora del siglo XX.

Surge así un problema crucial, la forma que se le de a la nueva izquierda es decisiva. El sistema que surja a partir de las premisas preexistentes marcará el rumbo a largo plazo.

¿Qué hay más allá de la dialéctica del siglo XX?

Si el siglo XX nos deja la dialéctica comunismo-neoliberalismo, la tarea del siglo XXI es superar estos puntos de vista que simplifican la realidad. Una síntesis que de respuesta a los problemas del presente es lo que se debe buscar.

Tal vez sea por falta de conocimiento, pero no veo otro lugar en el mundo que se pueda lograr superar al sistema que existe hoy en día sino en Latinoamérica. Es donde se ha expresado explícitamente la pretensión de crear algo más allá del sistema anterior.

Debe haber una consolidación de la democracia, no pueden revivir los regímenes autoritarios de antes. Debe haber lugar para la ciencia, seguridad, estado de derecho, libertad de expresión y se debe cuidar el ambiente natural. He ahí el problema, soñar no cuesta nada, pero hacer, mucho.

Leave a Reply

Your email address will not be published.